Jhin en las manos de Rekkles, las claves del set de Fnatic en el IEM Katowice

¿Has estado este fin de semana pegado a la pantalla como nosotros viendo el IEM Katowice? Entonces seguro que esto que te vamos a contar ya se te ha pasado por la cabeza: ¿qué tiene Jhin, el nuevo campeón, para ser imparable en manos de Rekkles?

jhinwallpaper

Este fin de semana ha tenido lugar, entre otros, el torneo invitacional de League of Legends Intel Extreme Masters Katowice. Además de tener la oportunidad de ver jugar a algunos de los mejores equipos de cada región en partidas emocionantes y muy disputadas, hemos tenido el placer de presenciar el nacimiento de un monstruo: el Jhin de Martin “Rekkles” Larsson, ad carry del equipo europeo Fnatic.

 

Jhin es un marksman con poca movilidad y rango de autoataque en la media, pero su set de habilidades tiene una utilidad increíble si se juega bien y lo exprimes al máximo. Generalmente el mayor counter para este tipo de personajes nuevos es la inexperiencia del jugador con el propio campeón, pero este no es el caso de Rekkles.

 

RekklesLolking

 

A pesar de que lleva poco tiempo disponible, Jhin se ha vuelto el cuarto tirador más utilizado por Larsson, dándole una ventaja significativa sobre otros equipos que no han jugado contra el personaje lo suficiente para haber desarrollado una estrategia eficiente contra él.

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es el considerable power spike que tiene una vez completado el Filo Infinito, debido a que el cuarto ataque del tirador es siempre crítico. Esto asegura tradeos positivos en la fase de líneas si se combina bien con el daño extra de las granadas. Sin embargo, tanto las granadas como los autoataques se pueden outplayear cuando has adquirido suficiente experiencia contra el virtuoso.

 

Pero no el resto del kit. Mientras que las flores te permiten cubrirte las espaldas contra ganks inesperados, el snare de la W tiene un rango tan extenso que permite hacer picks de enemigos que tu frontline marque simplemente con cualquier habilidad o autoataque, lo cual convierte al campeón en un peligro constante difícil de focusear.

 

Finalmente tenemos su definitiva. Se podría decir que equivale a cuatro ultis de Caitlyn, que si bien no son point and click, aplican slow. Esto hace que, una vez posicionado lo suficientemente atrás en la formación, se pueda aportar mucho a la teamfight sin ponerse en peligro.

 

24561253644_f0837fdc1a_k
Fuente: Riot Games Flickr

Claro que precisamente por esta necesidad de parapetarse cual sniper en una zona sin riesgo es lo que nos hace pensar que la forma lógica de contrarrestar a este tirador sea hacer engage sobre él antes de que pueda construir su estrategia. Y Fnatic sabía perfectamente eso, de ahí el resto de su set.

 

El prodigio sueco estuvo acompañado en todos sus picks de Jhin por un Thresh en manos de Johan “Klaj” Olsson, un más que competente rookie, así como de un Nautilus, una Lulu, un Gragas e incluso un Rammus. Cada vez que el enemigo intentaba entrar a por Rekkles, se encontraba con severos contratiempos como una patada de Lee Sin, un testarazo de Alistar o una ulti de Gragas. Cabe destacar  que en todo el IEM, Fnatic no perdió ni una sola partida en la que tuvieran la combinación de Jhin y Thresh.

 

Esto fue lo que llevó finalmente a los europeos Fnatic a la final de este torneo desde el bracket de losers del Grupo B, haciendo frente incluso a titanes de la LPL como Qiao Gu Reapers, y lo que enseñó al resto de los equipos una dura lección: a partir de ahora, Jhin será seguro un permaban contra Fnatic.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *