La creatividad en la escena de los eSports

Los eSports se están convirtiendo a pasos acelerados en una de las mayores fuentes de entretenimiento para las generaciones actuales y futuras, tanto en nuestro país, como internacionalmente. Los streamings multiplican sus espectadores exponencialmente, el reconocimiento de los eSports es ya un hecho y los torneos y competiciones están comenzando a profesionalizarse a un ritmo muy poco desdeñable.

Todo esto implica que la competitividad aumentará de forma progresiva y, finalmente, llegaremos a un punto que ya hemos vivido en otros deportes: ¿Es ganar lo único que importa? ¿El fin justifica los medios? ¿Dar victorias es más importante que dar entretenimiento?

 
esports_1_creatividad  

Este crecimiento es debido fundamentalmente a la gente que los juega y que los sigue, en cualquiera de sus variantes. Además, se está produciendo un fenómeno bastante curioso. Anteriormente, era impensable que alguien que no jugase habitualmente a un videojuego, siguiese el contenido relacionado con él en otra plataforma. Sin embargo, actualmente muchos usuarios consumen más contenido relacionado con el juego, de lo que juegan al propio juego en sí. Algunos son seguidores de uno o varios jugadores, otros de un equipo, otros de una personalidad. Porque les gusta y porque les entretiene lo que hacen. Y a ellos nos debemos, si queremos seguir creciendo.

Todo esto entra en total conflicto con uno de los mayores problemas de los eSports: Para sobrevivir, necesitas ganar. Si no estás entre los mejores, es muy probable que tu proyecto se venga abajo, sobre todo económicamente. Y más aún en la escena nacional. Sin embargo, estamos aquí para intentar acabar con este hecho que nos persigue.

 



El poder de la creatividad para superar la dependencia de la competitividad

 

Los equipos intentan ganar. La victoria asegura el éxito y con el éxito se capta atención. Premios, patrocinadores, seguidores que se suben al carro. Todo parece maravilloso hasta que en el siguiente torneo algo sale mal y se produce un resultado muy inesperado. Los premios desaparecen, los patrocinadores se congelan, los seguidores ya tienen otra chaqueta puesta.

Hace poco más de dos años, existió en el League of Legends uno de los equipos históricamente más exitosos de Europa; Counter Logic Gaming EU (compuesto por el mítico quinteto Wickd, Snoopeh, Froggen, Yellowpete y Krepo). Era un equipo férreo, capaz de derrotar a cualquier equipo con su juego lento y seguro. Sus partidas solían rondar la hora de duración y de ellas surgió la costumbre de jalear cuando alguien limpia un ward. Era lo único emocionante que pasaba.

 

esports_2_creatividad

 

Quedaron en el 3º y 4º puesto en el Campeonato Mundial de la Season 2, eliminando a World Elite (WE), una aclamada squad china. Los problemas técnicos y la lentitud del juego de CLG EU hicieron que su eliminatoria se alargase durante más de 6 horas. Finalmente consiguieron alzarse con la victoria contra un equipo extranjero e incluso les dieron guerra a los todopoderosos Azubu Frost en las semifinales. Su juego lento y tedioso fue heredado más tarde por Evil Geniuses y todavía hoy podemos ver algún retazo en Elements.

Fueron victoriosos, fueron tremendamente competitivos y fueron realmente exitosos, incluso más que su equipo principal en Norteamérica. Sin embargo, hoy en día casi nadie los recuerda o los valora por sus victorias.

Hace poco más de dos años, existió (y existe) un torneo en Katowice, Polonia. La final la jugaban Fnatic contra SK, un partido denominado “El Clásico”. Con la partida casi perdida para Fnatic, a un genio conocido por nosotros se le ilumina la bombilla y hace una de las jugadas más alocadas de la historia del League of Legends Europeo y mundial, un backdoor que nadie se veía venir.

Y lo logra.

 

 

El estadio se viene arriba. Han ganado, pero nadie habla de su victoria. Todos hablan de la genialidad creativa que acaba de realizar EnriquexPekeCedeño. Todo el mundo recordará ese momento y se bautizarán jugadas con su nombre. Miles de personas sabrán de qué país viene. Curiosamente, el nacimiento mediático de xPeke lo dio la creatividad y no la competitividad. Un año atrás había ganado el Campeonato Mundial de la Season 1. Sin embargo hoy en día nadie lo valora fundamentalmente por aquello. Lo valoran por su personalidad, por su coraje y por su creatividad en el juego. Sus triunfos han sido una constante en su carrera, pero fue la creatividad la que le permitió adquirir gran relevancia, crear su marca y poder cumplir uno de sus sueños fundando Origen. No fueron sólo sus victorias. Fue su magia.

¿Acaso no disfrutabais con los antiguos Moscow 5? Las locuras de Darien, las genialidades de Genja, la innovación de Diamondprox. ¿Acaso no disfrutabais con el viejo Fnatic? Los escapes de Xpeke, los picks de Soaz? ¿Acaso no disfrutáis con el nuevo Fnatic? Con la personalidad de Huni, el coraje de Febiven y la determinación de Yellowstar. ¿Acaso no vibráis con las locuras Unicorns of Love? Estuvimos en la final del split de primavera de la LCS en Madrid, y pese a su derrota, tenemos muy claro que sí.

Ganar es la meta de todos, pero no siempre es lo único que importa. Por fortuna, las ideas, la genialidad y el atrevimiento siempre estarán ahí. La competitividad es necesaria en los eSports. Pero la creatividad lo es aún más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *